El morocho desde hacia mucho tiempo quería follar con su jefe, quería darle bien duro, pero siempre tuvo miedo de cómo podría reaccionar por ese motivo es que nunca dijo nada. Pero ese día su jefe le ordeno que le preparara, que le organizara una buena sesión de masajes para que pudiera relajarse y sacarse un poco todo el estrés que sentía, que tenía. Ahí el secretario aprovecho para poder pasar una buena tarde y poder hacer lo que siempre quiso tener sexo con su jefe. Al comienzo estaba nervioso, pero después se saco la ropa y se dejo llevar por lo que sentía, lo beso y le rompió el culito bien duro como hacia mucho quería, la pasaron muy bien, tanto que ahora lo repiten cada vez que pueden.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS