Nunca me imaginé que mi propio tío iba a terminar dándome duro por el culo y que encima me iba a gustar. Después de la primera vez que tuvimos sexo anal no pude contenerme, necesitaba tener nuevamente sexo con él. Al principio me decía que no, que fue algo de una única vez y que no se volvería a repetir. Pero termine por acorralarlo, necesitaba sentirlo, tener su polla adentro de mi culo y cuando se dio, me follo como nunca. No podía parar de gemir al sentir toda su polla follandome el culo, mi verga estaba demasiado dura mientras me daba por mi ano y encima me masturbaba, me estoy enamorando de mi propio tío.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS