El tío es en realidad su jefe, tiene un mercado hace varios años y hace meses que contrató a este par de jovencitos que son bastante come pollas. Un día llegó de sorpresa al negocio y se los encontró en la parte trasera del mismo mamandose las pollas. Evidentemente el enojo del tío fue brutal ya que estaban en horario laboral. Sin embargo, cuando se calmó se puso a pensar ¿Los denuncia, despide o se los folla? Así que simplemente llegó a un acuerdo, día por medio tienen que ser sus putas, hacer tíos y todo lo que él quiera para mantener su trabajo.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS