Estaba muy ansioso y loco por tener ya una polla en su culito, este chaval obedeció a su primo que tenía su cámara en mano esperando a que iniciara el espectáculo, entro el otro tío que tenía una polla enorme y negra, el chiquillo se asustó un poco pero bastaron un par de besos y que le manosearan el culito para que aflojara, el tío fue introduciendo su polla poco a poco hasta que fue entrando toda, la dejo un buen rato para que se acostumbrara para luego darle durísimo como si fuera un tambor

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS