Si hay algo que extraño mucho de mi ex pareja es justamente como folla, su polla. Lo cierto es que me encanta como coge este cabrón. Cuando nos volvimos a encontrar en un bar, las miradas se cruzaron y ya sabes que dice el viejo dicho: “Donde hubo fuego, cenizas quedan” así que simplemente me deje llevar y entre conversación y conversación, una cosa llevó a la otra y terminamos follando en su apartamento. Con mucho alcohol de por medio evidentemente, pero disfrutando cada segundo de este encuentro sexual, extrañaba bastante sentir todo su rabo penetrando mi culo mientras me besa el cuerpo, mientras me sostiene como su perra que es lo que en pocas palabras siempre fui.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS