Mi nuevo vecino se podría decir que es una persona bastante intensa en todo sentido. Apenas se mudó comenzamos a hablar y ambos nos dimos cuenta que nos gustaba mucho tener sexo con hombres. Así que nos juntamos a hablar cada vez más seguido, hasta que una cosa termino llevando a otra. El me confeso que tenía muchas ganas de meter su verga dentro de mi culo y dentro de mi vagina. Así que después de comerme el coño no pude evitarlo, este cabrón se volvió mi adicción. Soy demasiado adicto al sexo y me encanta tener un buen amante que cumpla con mis fantasías al lado de mi casa, cada vez que estoy caliente toco su puerta.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS