Ellos estaban tan aburridos, no sabían que podrían hacer para divertirse porque encima todavía era temprano. Estaban en bóxer por justo ese día hacía mucho calor, así que estaban acostados solo con el bóxer y disfrutando del aire acondicionado. Estaban hablando y riéndose mientras se tocaban la verga, hasta que en un momento tenían sus bocas demasiado cerca y terminaron besándose. Esto hizo que la calentura que tenían aumentara por lo tanto se pusieron como locos y no podían quedarse quietos. El morocho se subió de su amigo y se sacó el bóxer, empezó a moverse y a pasarle la verga por el culito. Hasta que no aguantaron más y se chuparon las pollas y los culos, no pararon hasta que estaban llenos de lechita. Así es como pasaron esa tarde aburrida.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS