El morocho tenía muchas ganas de follar, tenía tantas ganas de que le rompan el culo que aprovecho que su amigo se quedó a dormir en la casa. Tenía que pensar en una forma de seducirlo para que aceptara, para que no se fuera asustado o enojado. Por ese motivo es que empezó de a poco, haciendo que él tuviera ganas de follar, cuando ya lo veía bastante calientito, agarro y le empezó a chupar la polla. Quería ponérsela bien durita para que después le rompiera el culo, cuando fue así agarro se puso en cuatro y se la metió hasta el fondo. El morocho se movía como tanto le gustaba y después dejo que el rubio le diera como a él le gusta, bien salvaje. Estaban los dos muy calientes, no podían creerlo, estaban follando.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS