El morocho tenía que hacer guardia en uno de los lugares más aburridos y es que allí no pasa nada por lo menos cuando esta él. Estaba muy aburrido, pero también estaba demasiado caliente, así que después de esperar el momento adecuado se sentó y empezó a masturbarse, dejo su arma a un costado y se agarró la verga bien fuerte. Mientras se estaba masturbando vio que había un joven que tenía la polla afuera de su pantalón, se estaba tocando mientras lo miraba a él. Agarro el arma y lo llamo, no quería dejarlo pasar. Lo reviso y después lo obligo a chuparle la verga, cuando estaban los dos demasiado calientes, el joven haciendo guardia le rompió el culo al otro y hasta que no acabar no lo dejo ir.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS