Estaban comiendo por separado en un restaurante, cuando de repente se miraron y comenzaron a hablar. Estuvieron hablando por un rato hasta que al final los dos se estaban calentando porque se gustaban tanto así que fueron al baño, apenas entraron se metieron en un cubículo y comenzaron a besarse. Ambos estaban demasiado calientes, empezaron a besarse mientras se sacaban la ropa, hasta que el de lentes bajo para chuparle la polla y ponérsela bien dura, es que quería sentirla bien adentro. No pararon hasta que soltara toda la lechita, se grabaron porque no sabían cuando se iban a volver a ver y querían tener un recuerdo para masturbarse. Después de que follaron por un rato, terminaron con el culito lleno de leche y cada uno se fue por su lado, pero satisfechos.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX