Se habían reunido para hablar de algunas cosas, cuando de repente pasaron a los masajes y es que los dos estaban aprendiendo el oficio y querían practicar. Se sacaron la ropa y quedaron en bóxer, lo que no se esperaban es que se terminarían calentando al masajear sus cuerpos, que los dos iban a excitarse de esa forma. Estaban tratando de evitarlo, pero no pudieron más, no lo aguantaron más y por ese se sacaron hasta el bóxer y se chuparon la verga. Se la pusieron bien durita, hasta que al final se rompieron el culito, se la metieron hasta el fondo los dos, pues querían sentir placer ambos. Les encanto saborear sus cuerpos, hacerlo así. Ahora no solo se reúnen a hablar si no que también a follar.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS