Se habían reunido a tomar algo, a charlar un poco y de más cosas, cuando de repente sacaron el tema de sexo. Eso poco a poco los hizo calentar, no querían decir nada, tenían miedo de decir o hacer algo de lo que después se arrepentirían y por ese motivo es que se quedaron bien calladitos. Cuando los dos omitieron palabras, comentarios estaba tensos, hasta que al final el rubio se cansó y le dijo a su amigo que le gustaba mucho la verga, que le encantan que le rompan el culito. Así que como los dos tenían ganas de hacerlo, de tener sexo podrían sacarse las ganas sin que nadie se enterara. Ninguno se imaginó que la podría pasar tan bien, que disfrutarían tanto de tocar sus cuerpos.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX