El morocho estaba pensando en una cosa, el solo quería follar con el chico que tanto le gustaba, el tema es que el no quería que lo grabaran. Pero al final acepto porque realmente tenía muchas ganas de hacerlo, tenía muchas ganas de probar la verga de su amigo. Cuando se encerraron en la habitación, ya estaba la persona grabando, el joven estaba prácticamente desnudo, solo tenía el bóxer el cual se bajó cuando el morocho estaba listo para chuparla. Cuando vio la enorme verga que tenía, lo grande que era se quedó sorprendido. No podía creer que esa polla tan grande iba a entrar en su culito, pensó en el dolor, pero después se le paso, después solo pensó en el placer y fue cuando empezó a sacarse toda la ropa y a disfrutar por completo de la verga gigante de su amigo.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS