El joven llego de la escuela como todos los días, parecía que
no había nadie en la casa así que fue derecho al refrigerador, allí vio una
nota que era de su madre y decía que llegaría muy tarde del trabajo. El joven
busco algo para comer en el refri, se sentó y comenzó a comer un sándwich, en
eso aparece su padre y comienza a acariciarlo, a hacerle unos masajes. Quería
terminar lo que habían empezado hace unos días, el joven estaba nervioso porque
sabía que estaba mal, pero lo deseaba y mucho. Es por ese motivo que se olvido
que estaba mal y decidió disfrutar del sexo con su padre, le chupo la polla
hasta ponerse la bien durita y después dejo que le rompiera el culo como tanto
le gusta.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS