Siempre quiso hacerlo con un hombre, siempre quiso probar una verga, que le rompan el culito, que le tiren toda la lechita. Pero no se animaba, tenía miedo de que le gustara mucho, sabía que después de probar no iba a haber vuelta atrás y en su cabeza iba a quedar siempre el recuerdo si no le gustaba. Por mucho tiempo no hizo nada, solo se masturbaba pensando en ello, hasta que un día su suerte cambio. Mientras volvía a su casa un desconocido con una cámara lo freno, le pregunto si quería ganar mucho dinero y el joven sin dudar dijo que sí. Jamás se imaginó que tendría que chupar una polla y dejarse romper el culito, cuando ese desconocido le dijo lo que tenía que hacer lo dudo y mucho, pero al final se dejó llevar e hizo todo lo que le ordeno, quería el dinero y así cumplía su fantasía.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS