Estos dos oficiales de policía fueron rápidamente hasta un domicilio en donde estaba sonando una alarma, entraron para revisar si realmente ocurría algo o no. Cuando entraron había un joven tratando de llevarse varias cosas, lo persiguieron por un rato hasta que por fin lo agarraron, en ese momento le pusieron las esposas en la mano para controlarlo mejor. Pero estos dos oficiales tenían muchas ganas de follar así que tuvieron la idea de castigarlo, le dijeron que lo dejarían ir si les chupaba la verga, el ladrón desesperado se las chupo hasta que al final lo tiraron al suelo. Mientras uno le rompía el culo, le seguía chupando la polla al otro, al final los tres tuvieron un poco de sexo, en un callejón y después cada uno siguió haciendo lo que tenía que hacer.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX