Estos jóvenes se fueron de viaje con su familia, como no quedaban más habitación tuvieron que compartir una y dormir en la misma cama. Las primeras noches todo estaba bien, pero una tarde el rubio estaba terminándose de bañar y apareció su primo casi desnudo, hablaron por un rato hasta que se miraron y fueron derecho a la cama. Se habían calentado, el verse con poca ropa hizo que se excitaran demasiado, se acostaron uno al lado del otro y empezaron a masturbarse. Pero unos minutos después se comieron la polla, no aguantaron más la calentura que tenían y se las lamieron hasta tenerla bien durita. Después el rubio le chupo el culo a su primo, quería mojárselo bien para poder meterle la verga hasta el fondo. Se acostó para que su primo se sentara sobre la polla, ahí le dio bien duro hasta que se llenaron de lechita.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX