Estos jovencitos estaban solos hablando de algunas cosas, ellos siempre habían querido follar, pero tenían miedo de no volver atrás, de que al final les gustara tanto la verga que solo quisieran seguir follando entre ellos. Se dejaron llevar, aprovecharon que estaban solos para sacarse las ganas, para ver qué es lo que sentían y si les iba a gustar. Se besaron, se tocaron, fueron sacándose la ropa poco a poco hasta que se chuparon la polla para tenerla bien durita. No querían perder tiempo por eso el rubio se acomodó rápido y dejo que su amigo se la metiera hasta el fondo, termino lleno de lechita, de la suya y del morocho, pero no le importo. La había pasado muy bien y quería seguir.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS