Estos jóvenes viven juntos desde hace un tiempo, son muy buenos amigos y jamás había pasado nada entre ellos. Hasta esa mañana, se despertó primero el rubio, siempre madruga porque le cuesta dormir así que estaba en la cocina tomando un café muy tranquilo. Después llega su amigo con un pantalón muy apretado que le marca todo el culo y la verga, lo mira y no puede evitar calentarse, solo que se contiene. Su amigo se sirve una taza de café y se para frente de él, se miran y se ríen, luego el rubio le saca conversación, aunque no hablaron mucho porque no aguanto más y le toco la verga. Se la acaricio y el morocho dejo de contenerse, fue a besarlo y a tocarle la polla. Primero se la chuparon, querían saborearse y después se rompieron el culo en todas las posiciones que se les ocurrían.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX