Este morocho se encontraba en el sofá desnudo y muy relajado masturbándose mientras miraba porno, no se percató de que su hermano había llegado y siguió en lo que estaba. Cuando su joven hermano lo vio no pudo evitar calentarse y es que siempre tuvo cierta atracción hacia los hombres. Se tocaba mientras veía como el otro se masturbaba, hasta que entro a la habitación y empezaron a besarse. Sabían que estaba mal, pero no podían parar porque les estaba gustando mucho, se sacaron toda la ropa y comenzaron a lamerse las vergas. El moreno quería sentirla bien adentro así que se puso en cuatro en el sofá, después su hermano le puso una corbata en el cuello para manejarlo como quería. Le dio bien duro, no paro hasta que llegara al orgasmo y no le importo si a su hermano le estaba doliendo el culo.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX