Ellos son compañeros de piso desde hace un tiempo, siempre tuvieron una buena conexión incluso muchos envidaban que tuvieran una amistad así. Muchos querían ser como ellos, tener esa relación. Tenían muchas cosas en común, pero aun así también había otras en las que opinaban diferente y a pesar de eso seguían con su buena relación. Un día comprendieron porque era así, porque tenían tan buena relación. Una tarde, en el horario de la siesta estaba uno de ellos durmiendo, era el más joven de los dos. Su compañero estaba muy caliente, se acercó a la puerta con su verga bien dura, después de pensarlo, entro y empezó a tocarlo, hizo que le chupara la polla. Se la lamieron hasta que no aguantaron más, hasta que al final el morocho se la metió hasta el fondo.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS