El joven quiere verse bien, quiere que su cuerpo este bien
marcado y es por ese motivo que se cuida tanto. Todos los días cuando llega la
hora de hacer ejercicio, se cambia y acomoda el espejo, le encanta verse
mientras hace cada uno de los ejercicios, le gusta ver como sus músculos
trabajan. Ese día estaba su hombre en la casa porque no había tenido que ir a
trabajar, igualmente había aprovechado para dormir un poco más. El joven se acomodó,
se miró en el espejo y comenzó a ejercitarse, hasta que en un momento su hombre
se despertó y se paró detrás de él y comenzó a masturbarse. No pasaron muchos
minutos, hasta que el rubio le chupo la polla al joven, hasta que terminaron
saboreando sus cuerpos y sin parar. 

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS