Estaban desesperados por sexo, llevaban deseando sus cuerpos desde hace mucho tiempo solo que nunca antes habían pensado en hacerlo es por ese motivo que siempre estiraron el momento. Siempre que se quedaban solos buscaban algo para hacer afuera, para divertirse y no hacer lo que tanto querían, pero no sirvió de mucho porque una tarde no sabían que hacer para no quedarse en la habitación y fue cuando los dos se miraron y empezaron a besarse. Se dejaron llevar, no pudieron pensar en otra cosa que no fuera sentir placer, eso es algo que los volvió completamente locos. Se sacaron toda la ropita y chuparon sus pollas, hasta que al final uno de ellos se puso el preservativo y empezó a romperle el culito a su amigo, hasta no llenarlo de leche no se detuvo.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX