Estos dos amigos estaban disfrutando del día y se pusieron a jugar a las cartas, pero después de un rato al rubio se le ocurre apostar algo interesante. Si ganaba su amigo le tenía que chupar la polla, al morocho no le gustaba mucho la idea, pero al final acepto. Jugaron muy emocionados, perdió el morocho así que rápidamente se acercó a la polla de su amigo para cumplir con la apuesta. Se la chupo hasta ponérsela bien durita, pero al final se terminaron calentando tanto los dos que se sacaron toda la ropa y el rubio le rompió el culo. Le abrió bien las piernas para metérsela hasta el fondo, jugo por un rato hasta que no aguanto más y le tiro toda la lechita en la pancita. Cuando acabo, el rubio quería tragarse el semen de su amigo y por eso es que se la chupo hasta que termino.


ÚLTIMOS VIDEOS XXX