Ellos viven cerca, por ese motivo cuando termina el entrenamiento el entrenador alcanza al joven unas cuadras. Las cosas siempre estuvieron bien, normales, nunca paso nada raro y es por ese motivo ninguno de los dos se esperaba tener la verga tan dura, ninguno de los dos se esperaba que pasara eso, que tuvieran esa intimidad. Mientras el morocho, el entrenador iba manejando el coche, el joven saco su verga del pantalón y empezó a tocarla. Los dos se excitaron mucho más, tanto que al entrenador se le puso tan dura que no podía disimularlo y fue cuando el rubio se acercó, saco la polla del pantalón y empezó a chupársela mientras iba manejando. No le importa más nada, solo quería sentirla en su boca.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS