El negro es como mi hermano, somos amigos desde pequeños y siempre nos ayudamos en todo lo que podemos. Yo soy gay, me encanta la verga y es que desde esa vez que la probé no pudo dejar de desear sentirla en mi culito, en mi boca, que me llenen el cuerpo de leche y más. Ya habían pasado varios días sin tener sexo, no conseguía a nadie con quien follar así que agarre y llame a mi amigo. Nos reunimos y le conté lo que me pasaba, él me dijo que también estaba tiempo sin follar y es por ese motivo que hicieron un trato. El negro se tenía que dejar chupar la verga, dejo que lo hicieran, se sacó toda la ropa y se dejó llevar. Se calentó tanto con la mamada, que no pudo evitarlo y dio vuelta a su amigo, así fue como el negro le rompió el culito.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS