Estos amigos estaban disfrutando del día en la piscina del
hotel, todo estaba bien y es que justo ese día no había casi nadie. Así que
estaban completamente tranquilos, de la nada aparece un hombre con una cámara y
les ofrece un trato, les dice que le dará dinero si se dejan grabar teniendo
sexo. Ellos rápidamente dicen que no son gay, que no lo van a hacer, pero después
cuando les dicen cuánto dinero les darán, se miran y no lo dudan ni un segundo.
Empiezan a tocarse, uno de ellos se acerca al otro y comienza a besarlo, a
tocarle la verga hasta que se le pone bien durita. Cuando eso pasa salen de la
piscina y van a un lugar en donde puedan tener algo de privacidad, ahí es
cuando pasan a romperse el culo.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS