A pesar de que tuvo una noche llena de drogas y alcohol, a
pesar de que se divirtió le falto una cosa, sexo. No pudo conseguir a alguien
con quien follar y eso le molesto mucho porque tenía muchas ganas de que le rompieran
el culo, de romper un culo por eso al final se acostó a dormir con las ganas.
Se levanto muy cansado, se dio un chapuzón para refrescarse, mientras el
empleado estaba limpiando un poco la piscina. A los pocos minutos, estaban los
dos en el borde de la piscina saboreando sus cuerpos. Comenzaron chupándose la
polla, sacándose algo de ropa. Estaban muy calientes los dos y por eso es que
no podían parar, el joven le rompió el culo a su empelado, disfruto de su
cuerpo lo más que pudo.

ÚLTIMOS VIDEOS XXX GAYS